Hreflang: así debes utilizar esta etiqueta para mejorar el SEO internacional

hreflang

Hreflang: así debes utilizar esta etiqueta para mejorar el SEO internacional

Si buscando «hotels in Paris», clicas en la versión inglesa de una web con extensión ‘fr’ y su contenido se muestra en español, no es magia: es hreflang. Esta valiosa etiqueta se encarga de adaptar la información a los parámetros lingüísticos y geográficos de cada visitante en línea. De lectura exclusiva para los googlebots, el uso de hreflang pretende mejorar la experiencia del usuario y evitar el contenido duplicado, objetivos estos que la convierten en aliada del posicionamiento SEO.

La generalización de hreflang se enmarca en un contexto de ascendente multilingüismo. Porque el ‘duopolio’ del inglés y el español en la Web es cosa del pasado, y menos del 34% de la comunidad digital navega en estos idiomas, utilizando cada vez más el chino (19,4%), el árabe (5,2%), el portugués (3,7%) o el francés (3,3%), según datos actualizados del portal Internet World Stats.

Ya en sus comienzos, diversas páginas rompían el monolingüismo de la World Wide Web, como la oficial del instituto IN2P3 en francés o la perteneciente al Grupo de Física de Altas Energías en español, ambas creadas hacia 1992. Con todo, el SEO multilenguaje fue un área espinosa del marketing digital hasta 2011, debido a la escasez de recursos disponibles previa a la creación de la etiqueta Hreflang. La adopción de dominios y subdominios regionales o la detección del idioma con scripts de PHP fueron, durante dos décadas, las únicas ‘armas’ de los especialistas en SEO para adaptar contenidos al ámbito demográfico de cada internauta.

Hoy gran parte de los 1,88 mil millones de sitios web existentes (Statista, 2021) se dirigen a un público diverso, heterogéneo en sus preferencias lingüísticas y regionales. Por esta razón, los motores de búsqueda se sirven de hreflang para mejorar la orientación y personalización de sus respuestas. Incluso sin las consideraciones idiomáticas y geográficas, hreflang reduce eficazmente el contenido duplicado, causa frecuente de penalizaciones de Google.

¿Qué es hreflang, la etiqueta más importante en sitios web multiidioma?

Parece interesante definir el significado de hreflang en base a fuentes autorizadas del mundo del SEO. Así, Yoast lo describe como «un método para marcar páginas que tienen un significado parecido pero que están dirigidas a idiomas y/o regiones diferentes», mientras que la plataforma SE Ranking nos habla de «un atributo HTML que se utiliza para sitios web con contenido en varios idiomas y para visitantes de diferentes regiones». Más abstracta es la definición de la compañía Moz: «el atributo hreflang agrega una señal a los motores de búsqueda [indicando] que un usuario que consulta un sitio web en el idioma ‘X’ querrá este resultado en lugar de una página con contenido similar [pero] en el idioma ‘Y’».

hola en distintos idiomas en texto tridimensional blanco

La Central de Búsqueda de Google detalla las situaciones en que la etiqueta hreflang está recomendada: (1) foros y webs con abundante UGC, donde «el contenido principal está en un solo idioma, y solo se traduce la plantilla, como el área de navegación y el pie de página», explican; (2) webs con información en un único idioma pero cuyo público se ubica en regiones diferentes, circunstancia típica en «páginas con contenido en español dirigido a Argentina, España y México», y (3) webs en múltiples lenguas, donde «el contenido está completamente traducido a varios idiomas».

¿Cómo usar la etiqueta hreflang?

La etiqueta hreflang en HTML se codifica de la siguiente forma: <rel=”alternate” hreflang=”XYZ”>, sustituyendo el atributo ‘XYZ’ por el código ISO del país y del idioma correspondientes. En concreto, de la normativa de la International Standard Organization (ISO) se emplean los ISO 3166-1 para los países (‘es’ de España, ‘ca’ de Canadá, ‘ar’ de Argentina, ‘it’ de Italia, ‘pt’ de Portugal, etcétera) e ISO 639-1 para los idiomas (‘es’ correspondiente al español, ‘gl’ al gallego, ‘fr’ al francés, ‘sl’ al esloveno, etcétera). La combinación de lengua-región más utilizada en nuestro país sería, pues, hreflang ‘es-es’.

Revisar ejemplos prácticos de hreflang aporta una mayor comprensión de sus fundamentos estructurales. Veamos, pues, el código hreflang que mostraría la versión en inglés de una web a internautas de Estados Unidos: <link rel=”alternate” hreflang=”en-us” href=”https://www.sitioweb.com”>.

Si los usuarios se conectasen desde México a la versión en español de un sitio web, el código se redefiniría del siguiente modo: <link rel=”alternate” hreflang=”es-mx” href=”https://www.sitioweb.com/es”>. ¿Y para internautas parisinos que accedan a la versión francesa de una web? El hreflang resultante luciría así: <link rel=”alternate” hreflang=”fr-fr” href=”https://www.sitioweb.com/fr”>.

Implementar la etiqueta hreflang de Google en el archivo header es el método más ortodoxo. Debe hacerse entre las etiquetas <head> y </head>. Para los webmasters más profanos, existen vías alternativas. El uso de plugins para WordPress (Hreflang Tags Lite, p., ej.) y de extensiones para Joomla (DB8 Hreflang, p., ej.) facilita su inserción en el código fuente del sitio web.

teclado con tecla de traducir en inglés

Más apropiado, en el caso de imágenes y PDFs, es incluir las distintas versiones de hreflang mediante el encabezado HTTP. Los interesados en esta opción deberán implementar un código similar a este: <url1>; rel=”alternate”; hreflang=”es-es”, <url2>; rel=”alternate”; hreflang=”es-mx”>, etcétera. Un último método consiste en modificar el mapa de sitio de la web, especificando los parámetros regionales y lingüísticos con ayuda del elemento <loc>.

No obstante, saber cómo funciona hreflang no exime de cometer errores tan graves como los que detallamos a continuación:

▪ Sintaxis incorrecta: este error se debe al empleo de guiones bajos para separar idiomas y regiones, en lugar de los guiones aceptados en el formato de codificación UTF-8. Desordenar estos parámetros también genera errores de sintaxis, así como el empleo de hreflangs autorreferenciales.

▪ Códigos ISO inadecuados: cada idioma, país y región cuenta con un código de dos caracteres recogido en las hojas ISO 3166-1 y 639-1. El uso de códigos ajenos a los aceptados por la International Standard Organization generará errores de marcado.

▪ Otras irregularidades técnicas: son errores graves la inclusión de más de una URL para el mismo valor hreflang o el uso doble de x-default con URL de destino en situación de conflicto. Las malas prácticas en etiquetas hreflang y canonical también son fuente de problemas, al igual que la ausencia de hreflangs recíprocas en las URLs de destino.

Etiquetas hreflang y cannonical, ¿equivalentes?

La duplicación de contenido es una irregularidad en diseño web que Google persigue y castiga desde el lanzamiento de Panda en 2011. Dos son los recursos a disposición del webmaster para prevenir este problema: las etiquetas canonical y hreflang.

La etiqueta cannonical indica a los googlebots y otros rastreadores qué páginas son duplicadas o contienen información muy similar a otras, permitiendo además especificar cuál de ellas debe ser indexada. Sin embargo, cuando la duplicación se origina en las versiones de una página para diferentes lenguas y regiones, entonces la etiqueta cannonical debe ser desechada en favor de hreflang. Es por ello que esta última etiqueta, como se ha reiterado anteriormente, desempeña una función dual: determinar la versión web a mostrar al usuario de acuerdo a sus preferencias lingüísticas y geográficas y prevenir que esta y otras versiones sean consideradas contenido duplicado por parte del buscador.

UX, SEO y prevención de duplicados, beneficios de la etiqueta hreflang

El próximo 5 de diciembre se cumplen diez años desde que el famoso buscador de Alphabet anunciara la creación de la etiqueta hreflang en una publicación de Google Developers. Su uso, obligatorio más que recomendado en el actual contexto digital, conlleva diversos beneficios para el usuario, el sitio web y los motores de búsqueda que detallaremos a renglón seguido.

Un plus para la experiencia del usuario

Proporcionar una mejor experiencia del usuario destaca entre las ventajas de hreflang más evidentes. La introducción de esta etiqueta posibilita la creación de contenido adaptado a audiencias específicas, necesario fuera del mercado local. Con ello se logra personalizar el idioma y dialecto textual, reajustar el precio tras la conversión de divisas, etcétera, a las convenciones y particularidades de segmentos de clientes, que pueden dispersarse en infinidad de países incluso compartiendo lengua. Porque la mayoría de idiomas no se restringe a una única área geográfica. El francés, por ejemplo, se habla en Costa de Marfil, Madagascar y otra docena de países además de Francia, mientras que el ruso es común en Ucrania, Georgia o Estonia y hasta el japonés se utiliza en Palaos, las Islas Marshall o Hawái (no digamos el inglés y el español, idiomas oficiales en cerca de noventa países).

usuarios navegando por su móvil en transporte público

Adiós al contenido duplicado

Este beneficio de la etiqueta hreflang justifica con creces su aplicación rigurosa en cualquier página web multilenguaje, siendo una solución más recomendable que bloquear el acceso de los rastreadores por medio del archivo robots.txt. «Si los buscadores no pueden rastrear páginas con contenido duplicado, no podrán detectar automáticamente que estas URL dirigen al mismo contenido, por lo que las considerará páginas independientes y únicas», advierten desde el gigante de las búsquedas de Internet. A propósito de este punto, quizá te interese conocer esta herramienta para verificar contenidos duplicados.

Mayor visibilidad orgánica

Diversos estudios han revelado la correlación existentes entre la visibilidad online y el número de páginas indexadas en motores de búsqueda como Google. No es una deducción arriesgada pensar que la etiqueta hreflang beneficia el rastreo, la indexación y la clasificación de páginas. El respeto de las políticas de Google, sumado a la satisfacción del usuario, debería obtener esta ‘recompensa’ lógica. Es por ello que el uso de hreflang contribuiría a mejorar la presencia orgánica en buscadores.