Enlaces triangulares

Enlaces triangulares

Una de las prácticas más habituales en el mundo del SEO y del posicionamiento web es el intercambio de enlaces. Este trabajo, o esta tarea, nos ayuda a conseguir enlaces (que al fin y al cabo posicionan nuestra web) desde lugares externos a la misma. El principal problema es que, normalmente, esos enlaces pueden acabar provocando las sospechas de Google. Esto es especialmente interesante para aquellos clientes o páginas que no quieren realizar ningún enlace a otra página desde la suya propia. De esta forma, con los enlaces triangulares logramos obtener enlaces dando un rodeo pero, a la vez, haciéndolo bastante más valioso.
Los enlaces triangulares son aquellos que parten desde nuestra página web profesional, hacia otra y esta, a su vez, hacia la del cliente que queremos posicionar. Algo así como ir de A a B y luego a C. De esta forma surgen los “Triangular link Swaps”, intercambio de enlaces triangulares, algo que, cómo no, debemos hacer con sentido común y no saturando nuestra web de este tipo de enlaces o links.
De esta forma, evitamos los enlaces recíprocos que, aunque no tienen nada de malo, cada vez aportan menos a nuestra estrategia. Por otra parte, si todos los enlaces sobre los que trabajamos en nuestra página son recíprocos podríamos terminar por hacer que Google nos penalizara en los resultados de su buscador. Por eso, además de los recíprocos y los triangulares, conviene tener en nuestra página un buen número de enlaces unidireccionales.
A la vez, ni que decir tiene que en toda nuestra estrategia de enlaces deberemos valorar, muy mucho, la temática de las páginas que linkamos, para que sean similares al de la página desde dónde surge el enlace. Además, no estaría mal tener controlado el idioma de la página que recibirá el link.

Sin categoría / Tags: ,