Marketing móvil: Realidad o futuro

Marketing móvil: Realidad o futuro

 
En la década de los 90 tener un teléfono celular fue casi siempre una cuestión de estado. El interés fue más allá de la funcionalidad. Los usuarios eran pocos y dispersos, completamente diferente de la actualidad. Nadie se imaginaba que el celular se convertiría, en sólo diez años atrás, en una herramienta mucho más completa e interesante, superando los límites de la telefonía móvil y la adaptación como una herramienta multimedia que está revolucionando los hábitos culturales de la generación más joven.
Internet móvil y las aplicaciones interactivas de agregados celulares cada vez más modernas también cambiaron el pensamiento empresarial. Hoy en día, tener un teléfono móvil para la inmensa mayoría de la población es casi tan esencial como tener dinero en su billetera y las llaves para entrar en la casa. Es decir, todos tienen o desean tener un dispositivo móvil, que abre la posibilidad de configurar bajo demanda publicitaria y ampliar las inversiones en marketing móvil.
En la actualidad, el marketing móvil es ya una realidad en el mundo. Los norteamericanos, europeos y asiáticos que se destacan en este segmento. Una encuesta realizada por Telecom Opera mostró que la tasa de éxito de las campañas que utilizan marketing móvil alcanza 25% frente al 1,5% de los medios convencionales de marketing. La encuesta también revela que en el mismo período de tiempo, se envían más mensajes de correos electrónicos. Además, el 94% de los mensajes se leen con eficacia y 75% se leen en el momento. Sin embargo las investigaciones indican que aproximadamente el 66% de los consumidores recuerda las campañas de marketing recibidas a través de móvil y 36% afirman consumir productos si han recibido anuncios en sus teléfonos celulares.
En Latinoamérica, el marketing móvil está todavía en proceso de introducción y prueba, empezando a meterse con la cabeza de las agencias de publicidad. En ciudades como Buenos Aires, una acción de compras para la campaña de Navidad demostró que no le falta creatividad a los anunciantes. A través de una plataforma que se emite contenidos para teléfonos móviles con tecnología Bluetooth, los centros comerciales de la capital argentina enviaron cupones que dan exención al estacionamiento y entradas de cine.
Como podemos ver, el marketing móvil es ya una realidad, pero aún no ha alcanzado su pleno potencial. Todavía hay muchas posibilidades en ese nicho de comunicación que no explotaron y la constante evolución tecnológica debería abrir nuevas oportunidades. En un futuro próximo, las campañas serán enfocadas totalmente a los teléfonos móviles y será más común. Por lo tanto, es importante que un especialista en marketing digital siempre deba estar atento a la evolución en este segmento.

Sin categoría