Guía sobre el atributo ALT en SEO: 1 definición y 4 razones para optimizarlo en imágenes

atributo ALT en SEO

Guía sobre el atributo ALT en SEO: 1 definición y 4 razones para optimizarlo en imágenes

Aunque el contenido en vídeo ha disparado su popularidad en la última década, las imágenes siguen capitalizando un enorme porcentaje de las búsquedas de Internet (el 22,6%, según un estudio de la empresa de software SparkToro). Tan importante como su elección es su adecuada optimización para SEO. De ella son responsables atributos como ‘title’, ‘description’ y ‘longdesc’, sin olvidar uno de los más influyentes: el atributo ALT.

El texto alternativo, o atributo ALT, permite a los googlebots reconocer el contenido de las imágenes y posicionarlas adecuadamente en sus SERPs. Inicialmente se desarrolló por una cuestión de accesibilidad, posibilitando su visualización entre los usuarios con discapacidad visual o desde equipos y conexiones deficientes. En la actualidad cumple, además, una función más ambiciosa: el atributo ALT en SEO incide en el posicionamiento de imágenes y, por extensión, en el de sitios web en motores de búsqueda.

De rigurosa actualidad, el texto alternativo en imágenes fue introducido en 1997 con la especificación del lenguaje HTML 4.01, que requería su utilización en los elementos ‘area’ y ‘img’. Esta última etiqueta no apareció hasta la versión 2.0 del marcado HTML, a petición del cofundador de Netscape Marc Andresseen, en un momento en que el popular lenguaje de marcado contaba con apenas 18 etiquetas de código.

Una breve definición: ¿qué es el atributo ALT o texto alternativo?

El atributo ALT de una imagen es un código de marcado HTML que describe el contenido visual de la etiqueta ‘img’. En otras palabras, es una alternativa textual para elementos no textuales. Al igual que otros atributos aceptados por el consorcio W3C, el ALT se codifica anteponiendo esta abreviatura a un signo igual, seguido de comillas inglesas conteniendo el texto deseado. Veamos un sencillo ejemplo:

<img src="perro-husky.jpg" alt="Cachorro de raza husky saltando un vallado" width="500" height="600"/>

Los algoritmos de búsqueda son hoy los destinatarios principales de los atributos ALT, su ‘masa lectora’ mayoritaria, por así decirlo. Pero este código, en principio, estaba dirigido a internautas que sufrían algún tipo de discapacidad visual o experimentaban incidencias durante su navegación. Esta meta primitiva se corresponde bien con la definición de la plataforma W3Schools, que asigna a estos atributos la misión de «proporcionar información alternativa sobre una imagen cuando el usuario, por alguna razón, no puede verla», citando entre las principales razones, «una conexión lenta, un error en el atributo ‘src’ o si el usuario usa un lector de pantalla».

Para los usuarios con limitaciones en la navegación, el atributo ALT para imágenes actúa como un salvavidas informativo, previniendo lagunas en la comprensión de imágenes. En este sentido, el documento introductorio del HTML 4.01 señala que «el especificar texto alternativo ayuda a los usuarios que no tengan terminales gráficas, a los usuarios cuyos navegadores no soporten formularios, a los usuarios con discapacidades visuales, a aquellos que utilicen sintetizadores de voz, a aquellos que hayan configurado sus agentes de usuario para no mostrar imágenes, etcétera».

Incorrecto es referirse al atributo ALT como una «etiqueta». Esta última fórmula ni siquiera necesita una desambiguación, pues no existe tal etiqueta en el lenguaje HTML. Etiquetas son ‘strong’, ‘mark’ o ‘pre’, a diferencia de ‘align’, ‘border’ o ‘height’ que, como ‘alt’, son atributos; es decir, valores modificantes de etiquetas.

SEO, accesibilidad, conocimiento de marca y otras razones para optimizar el atributo ALT en imágenes

De los atributos ALT depende no sólo la accesibilidad de las imágenes entre usuarios con limitaciones. También su adecuado posicionamiento en los motores de búsqueda está relacionado con este atributo, que repercute a su vez en el conocimiento de marca o brand awareness. Este simple pero fundamental código influye así en múltiples áreas, y su optimización reviste interés para diseñadores web y especialistas en marketing.

ejemplo de atributo ALT de imagen de tablet

En primer lugar, los atributos ALT mejoran la comprensión de las imágenes y participan, en consecuencia, de la accesibilidad web, una característica a veces olvidada pese a los esfuerzos del consorcio W3C, la Fundación CTIC y otros organismos promotores del libre acceso a contenidos de Internet. Este propósito —describir imágenes a los internautas incapaces de verlas— fue, sigue siendo, la razón de ser del texto alternativo.

Pero la utilidad del atributo ALT trasciende el interés de las minorías con discapacidad. Los internautas con dispositivos de bajos recursos o conexiones lentas pueden sufrir dificultades en la carga de imágenes, situación que motivaría la aparición del texto alternativo. Este atributo desempeña, en este caso, una función similar a la leyenda o pie de fotografía, siendo elementos bien distintos, no obstante.

Otra razón para optimizar este atributo radica en el posicionamiento orgánico en buscadores. Los algoritmos de Google utilizan el contenido del texto alternativo para evaluar y clasificar páginas web en sus SERPs. Según afirman desde el Centro de la Búsqueda de Google, «para averiguar la temática de las imágenes, usamos su texto alternativo junto con algoritmos de visión artificial y el contenido de las páginas en que se encuentran».

Avances como el machine learning han posibilitado el reconocimiento de imágenes entre los algoritmos, pese a lo cual siguen utilizando el texto alternativo de imágenes SEO para entender su significado y contexto precisos. Y es que los googlebots aún son incapaces de visualizar imágenes con exactitud. Sólo obtienen, por así decirlo, una idea general de su contenido, precisándolo con ayuda de los atributos ALT en las imágenes.

Otro beneficio inesperado del texto alternativo en SEO es su comportamiento como anchor text o texto ancla en las imágenes empleadas como enlaces. En un estricto sentido, la parte visible de un elemento ‘img’ convertido en enlace sería la propia imagen y, por este motivo, carecería de texto ancla. No obstante, el Centro de la Búsqueda de Google es inequívoco en este sentido: «El texto alternativo puede servir de texto de enlace si decides usar imágenes como enlaces».

Debidamente optimizado, el atributo ALT agrega un plus al conocimiento de marca. Este código, en las imágenes de productos o vinculadas a servicios de negocios, es un espacio idóneo para incluir el nombre de la marca y maximizar así su visibilidad en motores de búsqueda como Google Imágenes.

Cómo crear atributos ALT para SEO en imágenes

Brevedad y precisión son cualidades deseadas en cualquier atributo ALT de imágenes. «Al escribir un texto alternativo —explican desde el Centro de la Búsqueda de Google— céntrate en crear contenido útil y que contenga mucha información, que […] coincida con el contenido de la página». Porque el texto alternativo no significa relleno, ni cumple una función decorativa: debe ser descriptivo y útil para los usuarios tanto como para los motores de búsqueda.

Ejemplo de mal texto alternativo es el siguiente: <img src=”aspiradora-black-and-decker.jpg” alt=”Aspiradora electrodoméstico barata marca black and decker color azul apartado sin cables de mano para coche para casa para oficina”>. ¿Por qué es erróneo? Por atiborrar de repeticiones, solecismos y otros excesos un texto donde la precisión, la exactitud y la brevedad deberían imponerse, tal que así: <img src=”aspiradora-black-and-decker.jpg” alt=”Aspiradora Black and Decker de mano aspirando sin cables un suelo de oficina”>.

usuario navegando por tablet

El texto alternativo en imágenes es terreno propicio para las palabras clave. Siempre con naturalidad y mesura, asociar a las imágenes los términos más buscados incide positivamente en su posicionamiento SEO, sin perjudicar su legibilidad para los internautas. A este respecto, Google advierte del peligro de incluir «un exceso de palabras clave en los atributos ALT, ya que provoca una mala experiencia de usuario y puede hacer que el sitio web sea clasificado como spam».

‘Longdesc’, un complemento al atributo ALT

‘Title’ y ‘alt’ son valores archiconocidos pero el atributo ‘longdesc’ carece, pese a su importancia, de la misma popularidad. Este atributo, cuyo nombre abreviado revela ya su identidad, se define como una descripción larga, una ampliación de lo dicho en el texto alternativo (de ahí ‘longdesc’, es decir, long description o «descripción larga»). Adaptando un ejemplo anterior, este atributo se codificaría de la siguiente forma:

<img src="perro-husky.jpg" alt="Cachorro de raza husky saltando un vallado" longdesc="descripcion-perro-husky.html"/>

¿Para qué sirve el atributo ‘longdesc’? Introducido en 2008 con las pautas de accesibilidad WCAG, este atributo opera como un complemento al valor ‘alt’, muy útil «cuando un texto alternativo corto no transmite adecuadamente la función o información proporcionada en la imagen», según el documento Techniques for WCAG 2.0 del consorcio W3C.

A diferencia de otros atributos, ‘longdesc’ no contiene texto, sino una URL hacia la descripción larga del contenido de la imagen. «Una ventaja de usar un recurso separado para la descripción —afirman desde el consorcio W3C— es que es fácilmente reutilizable para múltiples instancias de la misma imagen, no agrega desorden visual en la página al documento original y el punto final de la descripción es evidente para el usuario».

El atributo ‘longdesc’ se emplea para imágenes cuya descripción rebasa las limitaciones de caracteres del valor ‘alt’ (100-125 caracteres), como sucede en gráficos, infografías, etcétera. Por tanto, el atributo ‘alt’ es necesario mientras que el ‘longdesc’ es opcional y está condicionado por las imágenes utilizadas.