El porcentaje rebote, qué es y “como arreglarlo”