El futuro del SEO

El futuro del SEO

seoGoogle¬†marca el ritmo a seguir en la Red, al menos en Europa y EEUU. Guste o no, el coloso de Mountain View todav√≠a mira de lejos a sus m√°s directos perseguidores: Bing y Yahoo. Seg√ļn las √ļltimas mediciones (aportadas por comScore y Pew Internet & American Life Project), y a pesar de sus controvertidas nuevas pol√≠ticas de privacidad, Google acapara el¬†66,4 %¬†de las b√ļsquedas totales en Internet. Bing, el producto ‚Äúmaldito‚ÄĚ de Microsoft, ha dado √ļltimamente agradables y quiz√° inesperadas sorpresas a la corporaci√≥n creada por Bill Gates, superando a Yahoo a nivel global. Sin embargo, su 15,3 % de cuota de captaci√≥n no parece a√ļn suficiente siquiera para inquietar a Google.
 
En previsi√≥n de que tenemos Google para rato, los profesionales y usuarios debemos saber adaptarnos a las nuevas exigencias que nos propone, o, m√°s bien, nos exige el gigante de la Red. Bien es cierto que no son exigencias que nazcan del capricho de una √©lite de iluminados ni de una corporaci√≥n cuyo inter√©s financiero est√© por encima de todo, incluso de la calidad. En efecto, Google viene trabajando desde hace ya unos a√Īos en¬†optimizar las b√ļsquedas¬†y hacer m√°s accesible la informaci√≥n relevante entre tanto caos informativo.
 
La extensi√≥n de la Red a la casi totalidad del planeta y su potenciaci√≥n en aquellos pa√≠ses donde dio sus primeros pasos, ha hecho necesario desarrollar herramientas que agilicen la b√ļsqueda y ayuden a tomar atajos para llegar a buen fin. El buen fin es una informaci√≥n o contenido de calidad. Esto es al menos lo que proclaman y pretenden los portavoces de Google, quienes encuentran en su blog el escaparate perfecto para anunciar sus novedades; novedades como lo fueron en su momento¬†Google Instant¬†o¬†Google Panda.
 
A finales del verano de 2010, los de Mountain View volv√≠an a la actualidad (si es que en alg√ļn momento dejan de estarlo) de mano de una nueva funcionalidad: Google Instant, que brinda al usuario la posibilidad de acortar el tiempo en sus b√ļsquedas, puesto que los resultados van apareciendo a medida que se escribe en la caja de b√ļsqueda. Seg√ļn la compa√Ī√≠a, el ahorro de tiempo puede fluctuar entre 2 y 5 segundos por b√ļsqueda. En principio puede parecer un tiempo insignificante, pero esta posibilidad a la que muchos ya est√°n acostumbrados, ahorra cantidades de tiempo importantes en b√ļsquedas de largo alcance y, sobre todo y aunque no se perciba inmediatamente, estas y otras mejoras alivian el cansancio a largo plazo durante la navegaci√≥n.
 
Google Panda fue m√°s all√°. El nuevo algoritmo desarrollado por los cerebros de Google hizo temblar los cimientos de algunos de los portales con m√°s solera de los √ļltimos tiempos. Entre las plataformas de contenidos, Wikio-Experts y Suite 101 fueron v√≠ctimas especialmente afectadas por el revolucionario¬†algoritmo. Los criterios que debe tener en cuenta el buscador a la hora de exponer los resultados, son en definitiva el alma de ese algoritmo, pura matem√°tica pero que afecta a cuestiones muy humanas, como puedan ser el √©xito o fracaso de un negocio o, simplemente, el de un blog sin inter√©s econ√≥mico pero s√≠ divulgativo.
 
En la Red pueden verse simp√°ticas infograf√≠as en las que un oso panda contento o enfadado explica las funciones del algoritmo. El oso panda¬†se enfada¬†cuando detecta contenidos duplicados, irrelevantes, con enlaces interesados pero¬†no interesantes, con spam, de baja calidad visual, con textos plagados de faltas de ortograf√≠a y pobres en redacci√≥n‚Ķ Cuando Google Panda se ‚Äúenfada‚ÄĚ, env√≠a todas estas webs y portales a posiciones alejadas de los puestos m√°s deseados. Y cuando considera el¬†contenido de calidad, lo premia situ√°ndolo cerca de esa ansiada¬†primera p√°gina, si no ya entre los diez primeros puestos.
 
Pero desde hace unos d√≠as las cosas han ido todav√≠a m√°s all√°. A pesar de su, generalmente, buena relaci√≥n con los blogs y webs que usan la t√©cnica¬†SEO¬†para posicionarse y de que, incluso, ha primado y favorecido la utilizaci√≥n del SEO, parece que las cosas otra vez se les escapan de las manos en una Red que no para de crecer. Seg√ļn¬†Matt Cutts, ingeniero de Google, el buscador penalizar√° en adelante las webs que abusen de las t√©cnicas SEO. Por ejemplo, aquellas que exploten antinaturalmente el uso de las¬†keywords, sufrir√°n los castigos del temido oso. Sin embargo, los profesionales que cuentan con el¬†SEO¬†entre sus m√°s queridas herramientas, est√°n acostumbrados a los cambios y a buen seguro sabr√°n adaptarse a las nuevas circunstancias.

Sin categoría
  • Siguiente
  • Anterior