¿Cómo construir un logo?

¿Cómo construir un logo?

logos5
Crear un logo no es una tarea fácil. Debemos tener en cuenta infinidad de factores a la hora de elegir los colores, la tipografía, la forma, el tamaño y la imagen. Algunas empresas no invierten mucho tiempo cuando están creando su logo, y terminan con una imagen que no representa en nada su negocio. Antes de darte algunos consejos para crear el logo perfecto, definamos el concepto.

¿Qué es un logotipo?

Un logo es una imagen o gráfica, que representa, identifica y diferencia a una empresa o negocio. Cuando se intenta crear una marca y se encuentra en un mercado competido, es importante el logotipo para diferenciarnos de la competencia y para que los usuarios reconozcan nuestro negocio.

Las grandes empresas invierten mucho dinero y tiempo en su logo, pues una de las formas de atraer clientes fieles es que conozcan su empresa, y un logotipo lo facilita enormemente.

Consejos para diseñar un logotipo

  1. Analizar el mercado: Antes de comenzar a crear el logo debemos estudiar 3 factores: Audiencia, competencia y nuestra empresa. Si diseñamos un logo muy complicado, los usuarios no lo entenderán. Si es muy simple, no será valorado. Hay que estudiar el mercado y lo que ofrecemos: Si el producto y la audiencia requiere sofisticación, pues el logo debe ser muy elegante. Si es al contrario, debemos hacer un logo simple, pero que logre llamar la atención.

 

El logo debe representar tanto a la compañía, como a la audiencia del mercado objetivo.

  1. Originalidad: ¿De qué sirve hacer un logo que pueda ser confundido con el de otra empresa? Lo que buscamos es diferenciarnos y crear marca. Que la gente reconozca tu negocio. Si es similar o se confunde con otra empresa, y ese negocio invierte más en publicidad, estarás prácticamente ayudando a tu competencia a vender aún más.
  2. Logo compatible: Como dije antes, el logo debe ser acorde a nuestra empresa. Por tanto, debe ser compatible con el nombre de la misma. Por ejemplo, no podemos hacer un logo que tenga un toque de gracia para una empresa que con su nombre muestra mucha seriedad. O una logo que se vea obsoleto para una empresa que su nombre proclama la innovación y las nuevas tecnologías.

 

También, hay que ver que el logo opaque el nombre. Es decir, un logotipo muy llamativo o colorido puede terminar por opacar el nombre, lo cual no ayuda mucho a crear marca y que tu negocio sea reconocido.

  1. Saturación: Es obvio que el logo debe llamar la atención. Con esa idea, muchos diseñadores optan por aprovechar cada milímetro de espacio en el tamaño del logo para llenarlo, hasta el punto que exageran, saturándolo de objetos, imágenes, iconos, colores y demás agregaciones. La tendencia en los últimos años apunta hacia logos simples y fáciles de identificar por las personas.
  2. Diseño: Tienes que tener en cuenta 3 partes importantes en el diseño del logo:
    1. Fuentes: Escoger una fuente del texto que encontraremos en el logo (generalmente el nombre de la empresa). Pregúntate a ti mismo, ¿Qué representa a tu empresa? ¿Tecnología? ¿Innovación? ¿Rustico? Escoge un tipo de letra acorde.
    2. Imágenes: Pensar muy bien los trazos, líneas e imágenes que se insertarán en el logo, que por lo general deben ser pocos para darle simpleza al diseño.
    3. Posición: Dependiendo de lo que queramos que el lector recuerde, debemos elegir la posición de que irá primero: ¿Será el nombre o el icono? Es tu decisión.

Share the Post